Soluciones reales para desabastecimiento de medicamentos e insumos en el país

IMPRIMIR

Hay que viajar hasta las profundidades del ADN, escarbar en sus cromátidas y en sus alelos para llegar hasta la esencia de la crisis sanitaria en el Perú. La gravedad de esta crisis requiere de soluciones reales y no virtuales, no bastan los gestos para explicarla, menos para resolverla, la retórica no sacará de la UCI a nuestro paciente.

Los entendidos dicen que el gran problema es la falta de presupuesto, sumado a las malas gestiones en cada región. Romper los múltiples candados que el MEF habría puesto para evitar la ejecución de los presupuestos, según algunos analistas, sería una de las alternativas para que fluyan recursos por las diversas ejecutoras del país. ¿Será cierto?

¿Será cierto que el MEF busca dificultar en todos los ministerios la ejecución del gasto para deslegitimar futuros reclamos de aumento de presupuesto, sobre todo en áreas como la salud?

Se dice que los medicamentos e insumos por atenciones SIS estarían siendo financiadas con RO y RDR, y que cada inicio del año las ejecutoras lo harían con grandes deudas a proveedores, además de las deudas existentes con los contratados y terceros, de varios meses.

El desabastecimiento actual no solo es de medicamentos e insumos, es total. Es también desabastecimiento en laboratorio, banco de sangre, Rx, TAC, mantenimiento de equipos e infraestructura, lavandería, vigilancia, bioseguridad, etc. El jefe institucional del SIS ha declarado que ya pagó lo adeudado a las ejecutoras y que el desabastecimiento actual es responsabilidad de los gestores de cada hospital.

Ante este panorama,  el CMP convoca al gran foro sobre desabastecimiento de medicamentos. Sabiendo la verdad encontraremos solución, al final de cuentas no es un conflicto entre autoridades y organizaciones sociales, sino es un tema de gran dramatismo humano, por cuanto la carencia de medicamentos la resuelve el pueblo de su bolsillo, acudiendo a farmacias particulares a comprar medicinas para aliviar sus dolencias  o salvar sus vidas.

Deja un comentario